FILTRAR POR: (3167 productos)

Crema hidratante para piel sensible

Comprar crema hidratante para piel sensible

Lo que más caracteriza a las pieles sensibles es que son imprevisibles. Es decir, puede reaccionar a distintos factores externos como puede ser el clima o los nervios, entre muchos otros. Es el tipo de piel que se irrita fácilmente y que en los meses de invierno suele sufrir de sequedad. Por suerte existen cremas hidratantes para piel sensible que se encargan de cuidarlas, protegerlas y darles la humedad necesaria.

Comprar la mejor crema hidratante para piel sensible

Si estás pensando en comprar una crema facial hidratante para piel sensible deberás tener en cuenta ciertas cosas. En primer lugar que, aunque se trata de piel sensible, cada una tiene unas necesidades concretas, por tanto debemos identificar cuáles son las exigencias de nuestro cutis para así poder escoger la opción que más se adapte a nosotros. Podrían resumirse tres tipos de sensibilidad. en primer lugar la piel sensible natural, aquella con la que nacemos y que implica tener la dermis final, con facilidad para enrojecerse y seca. Por otra parte está la sensible reactiva, que es aquella que, como su propio nombre indica, reacciona ante temperaturas bajas, los rayos del sol o cuidados de higiene agresivos. Por último se puede hablar del tipo sensible pero ocasional, significa que la piel reacciona a cambios hormonales, nervios, alimentación inadecuada, cansancio e incluso estrés. 

Crema hidratante para piel sensibleIdentificar de dónde proviene nuestra piel sensible, cuáles son sus causas, será fundamental para poder escoger y comprar los productos que mejor se puedan adecuar y puedan funcionar. 

Debemos corroborar que la crema contenga protección solar porque los rayos ultravioletas puede generar mayor sensibilidad en la piel y debemos protegerla de ellos. Así que uno de los componentes principales a tener en cuenta debe ser un alto factor de protección. También será importante que sea una crema que aporte un extra de hidratación y que esté especialmente adaptada a pieles sensibles.

Consejos para la piel sensible 

Las cremas hidratantes faciales para pieles sensibles son un elemento básico en la rutina diaria, pero aún así es necesario llevar a cabo un buen cuidado de la piel. Dicho cuidado consistirá en mantener nuestro rostro limpio pero siempre haciendo uso de los productos adecuados, poco agresivos y que no vayan a provocarnos irritaciones ni otros problemas. Al terminar la limpieza se aconseja que sequemos la cara sin frotar, es decir, haciendo uso de una toalla nos secaremos mediante toquecitos. Además de eso se requiere de una hidratación constante, que podrá darse mediante el uso de cremas hidratantes específicas, y una gran protección, a fin de evitar que ciertos factores externos puedan irritarla. Asimismo es importante recalcar que para este tipo de pieles las exfoliaciones no son lo más recomendable. Eso no significa que no tengan que realizarse, hay que hacerlas, pero con menos frecuencia de la que necesitan los rostros mixtos o grasos. 

Para cuidar las pieles sensibles una de las primeras cosas que se deben hacer es limitar la exposición al frío porque estas temperaturas pueden ser dañínas. Relacionado también con el clima y el tiempo es necesario protegerse del sol aplicando una crema con alto factor protector que podrá evitar un aumento en la sensibilidad de la piel. 

Otras acciones que podemos realizar en nuestro día a día para mantener cuidada nuestra piel sensible es tener un descanso adecuado y una buena alimentación. Dormir bien es clave para muchas cosas pero una de ellas es la regeneración de la piel. Por otra parte la alimentación también influirá, llevar una dieta equilibrada nos ayudará a mejorar y mantener el cuidado de la piel.