Oxygen. Energiser O2 Cream - MONTIBELLO

Oxygen. Energiser O2 Cream - MONTIBELLO


48,05 €
rating Ver las 5 opiniones
Valoración media: 8/10 - Nº valoraciones: 5
Entrega en 3 a 6 Días.
Cantidad

Crema oxigenante, de textura rica y fundente, para pieles de normales a secas. Ideal para pieles asfixiadas y con signos de fatiga. Aporta vitalidad, luminosidad.

Descripción de Energiser O2 Cream de Montibello

Crema oxigenante, de textura rica y fundente, destinada a tratar las pieles de normales a secas. Un soplo de energía y oxígeno para las pieles asfixiadas y con signos de fatiga que aporta vitalidad, luminosidad y protección frente a los ambientes urbanos.

Aplicación de la cosmética Montibello.

Aplica a diario sobre la piel limpia y tonificada la cantidad suficiente para trabajar rostro, cuello y escote. Masajea hasta su total absorción con maniobras ascendentes.

Tecnología.

  • Tecnología SO2S Energy
  • Extracto de Nopal
  • Glycodefense

Beneficios.

Proporciona un tono más luminoso y unificado. Atenúa los signos de fatiga cutánea. La piel muestra un aspecto más joven y vital.

Formato.

50 ml

 

¿Limpias tu rostro correctamente?

Quien más, quien menos, tiene asumido que un cutis limpio es el primer paso hacia un rostro luminoso, de piel saludable y juvenil. Pero, ¿tenemos la seguridad de efectuar el ritual de la forma apropiada?

Preguntamos a una de las profesionales de la estética más reconocidas tanto dentro como fuera de nuestras fronteras para salir de dudas. Hablando con Consuelo Silveira, Directora de la Escuela Consuelo Silveira Estética Profesional, analizamos los 5 hábitos más comunes:

Hábito 1: \\\\\\\"No me desmaquillo, porque no me maquillo\\\\\\\"

Aun sin maquillarte, a lo largo de la jornada se depositan sobre tu piel las toxinas que vas eliminando de forma espontánea y agentes contaminantes externos, formando una capa invisible. Tu piel no puede respirar.

Consuelo insiste en que “no mantendremos en el tiempo una piel sana y luminosa si no somos capaces de dedicar solo 5 minutos cada noche a libérala antes de ir a dormir de ese cúmulo de partículas indeseables que la asfixian y evitan su vital oxigenación. Además la acción de los productos que apliques después no llegará a nuestra piel”.

Hábito 2: \\\\\\\"Con toallitas desmaquillantes\\\\\\\"

Es una solución muy cómoda… pero solo apropiada de manera puntual para situaciones de emergencia: un viaje urgente en el que has olvidado los cosméticos, etc. “Es una higiene incompleta, a veces irritante y deposita agentes indeseables sobre la superficie cutánea”, concluye Consuelo.

Hábito 3: \\\\\\\"Con leche desmaquilladora, que retiro con un algodón impregnado en tónico\\\\\\\"

De esta manera, lo hacemos bien a medias. “Desmaquillar y/o limpiar la piel con leche, crema o aceite desmaquillador es correcto” -–confirma la profesional– “pero retirar el producto con un algodón impregnado en loción tónica inhibirá el perfecto arrastre del producto de limpieza”.

Según la experta, la forma correcta de proceder es la siguiente: “Utiliza una cantidad generosa de leche, crema o aceite desmaquillador. Distribúyela por rostro, cuello y escote con movimientos circulares y rápidos. A continuación, retira el producto restante con tisús de papel. Seguidamente, impregna totalmente dos discos de algodón en loción tónica y, con una suave fricción, elimina los posibles restos del producto limpiador. Con este gesto, estamos al mismo tiempo equilibrando el pH cutáneo.

Hábito 4: \\\\\\\"Con un gel y agua\\\\\\\"

La pregunta es: ¿qué tipo de gel?, ¿qué tipo de agua? “No todos los geles limpiadores tienen el poder de desmaquillar o liberar la piel de desechos grasos. Deberías consultar las indicaciones de su fórmula” –advierte Consuelo–. “Por otra parte, ciertas aguas son excesivamente alcalinas. Si fuese este tu caso, deberías aclarar la piel con agua mineral o destilada, para emulsionar y retirar el gel.”

De los geles limpiadores apunta: “Se adaptan mejor a las pieles grasas, pero es un complemento ideal en la correcta limpieza de todos los tipos de piel, teniendo en cuenta que, en pieles de normal a seca, debe usarse siempre tras la utilización de leches, cremas o aceites desmaquillantes.”

Y la loción tónica no puede faltar para finalizar “debidamente repartida en dos discos de algodón.”

Sobre las lociones o geles micelares, “dan resultado en la limpieza y desmaquillado de las pieles intolerantes al contacto con el agua; son una excelente solución en casos de excesiva sensibilidad, rosáceas, dermatitis, etc.”

Hábito 5: \\\\\\\"Con agua y jabón, porque tengo la piel muy grasa\\\\\\\"

Ni siquiera para una piel grasa es recomendable el jabón, por su alta alcalinidad. Consuelo precisa que, en cambio, el “Pan Dermatológico” es perfecto para las pieles más grasas y/o con acné. Lo mejor para la higiene de la piel grasa es un gel limpiador, “aunque, a la hora de retirar el maquillaje, no hay nada que iguale a una leche, crema o aceite desmaquillador, retirados siempre con tisús de papel, y pasando luego al gel limpiador”. Sobre el gel limpiador, también hace una aclaración: “Algunas fórmulas limpiadoras en gel de última generación ya van emulsionadas en agua y han sido envasadas con una bomba especial que produce una bola de “espuma” instantánea”. En este caso solamente se utiliza el agua para retirar el producto, y de forma generosa.

Por el contrario, los geles tradicionales se emulsionan previamente en la palma de la mano o cepillo limpiador añadiendo agua. Después, aclaras de la misma forma que el anterior grupo, para retirar el producto perfectamente y no dejar restos sobre la piel”.

Es importante limpiar correctamente el rostro.

A lo largo del día, en nuestra piel se van depositando microorganismos que pueden llegar a perjudicar seriamente su salud. Del mismo modo que cuidamos nuestra alimentación, moderamos el consumo de alcohol o realizamos ejercicio físico, para proteger nuestros órganos vitales, debemos tener presente que la piel es un órgano más, y por ser externo y hacer de barrera protectora de todo nuestro organismo, está expuesto a bacterias y otras impurezas, que hacen necesario que llevemos a cabo una rutina diaria de limpieza e hidratación de la misma, para poder así conservarla suave y saludable.
 
Del mismo modo, al igual que acudimos al médico o al dentista no solo para tratar problemas de salud sino de manera preventiva (analíticas de control, etc) deberíamos proceder igual en el caso de nuestra piel. Ponernos en manos de profesionales experimentados para mantenerla siempre limpia, cuidada y luminosa. Porque un estilo de vida saludable global es prevención, y la prevención es la mejor de las medicinas.
A01789

Comentarios

rating
08/03/2018
elena
rating
08/11/2017
MONTSE
9 me gusta la crema porque me hidrata la piel y no hace que me sude la cara
rating
02/11/2017
MARCELA
rating
10/09/2017
Mayte
rating
22/01/2017
Eva
La conocí en un centro de estética y me encantó la sensación de frescor y de vida que le da a tu piel nada más ponértela. Se extiende bien y no es nada aceitosa.La recomiendo 100%.