¿Cómo se aplica el contorno de ojos?

El contorno de ojos, una crema imprescindible

La zona del contorno de ojos es una zona extremadamente frágil, para nada se parece a la piel que tenemos en el resto de la cara, por lo que resulta indispensable utilizar una crema apropiada y específica para esta parte del rostro.

Resulta sorprendente saber que este tipo de cremas son de las que menos utilizamos pero por el contrario, son de las que más necesitamos. La atención particular y los tratamientos adecuados lograrán reducir las arrugas y atenuar las bolsas y ojeras haciendo que el rostro, en general, parezca más descansado, liso y con menos fatiga.

Y no estamos hablando de un cosmético necesario a partir de los 40 años, estamos hablando de un cosmético que debería ser de uso obligatorio a partir de los 25 años porque es a esa edad cuando la actividad celular se ralentiza.

Esto unido a que es una zona que está constantemente en movimiento, pierde la tonacidad y a partir de ahí aparecen los primeros signos de expresión como son las arrugas finas y las patas de gallo a la vez que las primeras se vuelven más profundas y la piel de los párpados se relaja considerablemente.

Pero esto no quiere decir que no nos apliquemos ningún tipo de crema en el contorno, aquí aparece el primer error. Damos por hecho que la crema hidratante que nos aplicamos en la cara sirve también para el contorno, y no es así.

De hecho, deberíamos empezar a aplicarnos antes el contorno que la crema de día por el simple hecho de que el paso de los años, las arrugas aparecen primero en los ojos. Pero aunque se trata del motivo principal no es el único, porque el contorno de ojos es una zona muy fina y delicada, aproxidamente cuatro o cinco veces más delgada que la del resto del rostro, y apenas tiene glándulas sebáceas por lo que no resiste las agresiones externas tan bien como el resto del cuerpo.

Además, es, seguramente, una de las zonas del cuerpo que más movemos al hablar o simplemente expresarnos y por el contrario, no tiene el suficiente colágeno y elastina para reforzar estas funciones por lo que prematuramente se evidencia la fatiga.

La delgadez de su piel también evidencia la falta de drenaje en la zona. Esto se debe a que la microcirculación sanguínea y linfática es mucho más lenta que en el resto del cuerpo. Por ello, aparecen los signos del cansacio tales como bolsas y ojeras. Evidencias que pueden ir a peor ya que si no se tratan, la piel va menguando haciendo que cada vez más los signos sean más visibles.

Cómo evitar que el contorno de ojos cause irritación en la piel

Quizá uno de los principales motivos por los que no nos aplicamos la crema en el contorno es por el miedo a causar daño en la frágil zona.

No es suficiente decir que debe aplicarse con cuidado, también debe aplicarse el contorno adecuado.

De base, este tipo de cremas tiene un mayor porcentaje de principios activos y a su vez, sus concentraciones son más altas y puras.

Por ello, a la hora de buscar el contorno más adecuado para tu tipo de piel es indispensable buscar asesoramiento profesional de calidad, seguramente en este asesoramiento nos dirán que no contenga perfume y que entre sus propiedades encontremos principios activos calmantes, estimulantes y refrescantes con el fin de activar la circulación y favorecer el drenaje.

 

¿Cuál es el mejor contorno de ojos?

Depende de para qué lo necesites buscaremos contornos con uno su otros principios activos porque hidratar todos lo hacen así que:

  • Para la flacidez: opta por un contorno con péptidos que son moléculas presentes en la naturaleza de efecto tensor.
  • Ojeras y/o bolsas: buscaremos contornos que contengan activos descongestivos (hamamelis, ginseng) y que tenga un aplicador en roll-on para favorecer la microcirculación al aplicar el producto.
  • Patas de gallo: el retinol será en este caso nuestro activo ya que es el más eficaz para disimularlas.

¿Qué debemos evitar en un contorno de ojos?

El enemigo número uno es el perfume. Estamos hablando de una zona delicadísima que requiere de productos que, además de no contener perfumes, tampoco debe contener ningún tipo de activo irritante.

El envase también es importante ya que es mejor adquirir aquellos que sean airless o en tubo y no en tarro, ya que de esta última forma puede contaminarse el contenido.

¿Cuándo se aplica el contorno de ojos?

Muchos contornos puedes aplicártelos las veces que necesites, sobre todo, aquellos que tienen roll-on y refrescan más que tratan, por ejemplo, el contorno de ojos de Thalgo de la línea Collagen. Este producto es gloria para tus ojos cuando éstos están fatigados. Pero normalmente aplicamos el producto por la mañana y por la noche noche justo después de la limpieza con leche, tónico y la crema hidratante.  Se aconseja encarecidamente aplicar después del contorno de ojos un protector solar.

¿Cómo se aplica el contorno de ojos?

La aplicación directa del producto varía de como nos aplicamos la hidratantes. Es decir, el contorno de ojos NO se frota, simplemente se deposita en el dedo índice y se dan ligeros toquecitos a la piel, concretamente en la cuenca del ojo. En caso de que nos apliquemos el contorno para eliminar bolsas, daremos estos toquecitos de fuera para dentro para facilitar el drenaje linfático hacia la zona más próxima de los ganglios, pero si nos lo aplicamos para las arrugas es mejor aplicarlo de dentro hacia fuera para favorecer la elasticidad de la piel sin crear más arrugas.

¿Cuánto contorno de ojos debemos aplicar?

¿Nunca habéis pensado que 15 ml son pocos comparado con el contenido de una crema hidratante? Creedme que no lo son. Si os aplicáis día y noche el contorno en pequeñas dosis, como tiene que ser, os puede llegar a durar hasta 3 meses, ¿a que no es tanto?

El protocolo correcto para la aplicación del contorno de ojos

  1. Realizar una limpieza facial de forma suave con un producto específico.
  2. Aplicar una pequeña cantidad (un grano de arroz para cada ojo) en el dedo anular (el dedo que menos fuerza tiene) y de ahí, lo vamos aplicando en el contorno. En todo el contorno excepto en la zona de las pestañas y el lagrimal y siempre con la máxima precaución.
  3. Lo hacemos mediante pequeños y suaves toquecitos en la zona del hueso orbital.
  4. En general, aplicarlo dos veces al día, por la mañana y por la noche.
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Todavía no hay valoraciones)
Cargando…

Deja un comentario