Millium: puntos blancos de la piel, por qué salen y cómo eliminarlos

Puntos blancos de la piel, por qué salen y cómo eliminarlos

¿Te han aparecido alguna vez unos pequeños puntos blancos en el rostro y no sabes muy bien qué son? Su apariencia se asemeja a la de las espinillas y los puntos negros pero su aspecto es definitivamente blanco. ¿Quieres saber qué son, cómo aparecen y qué hacer para eliminarlos? Este artículo dará respuesta a todas tus preguntas.

Qué son exactamente los puntos blancos

En primer lugar vamos a ponerle nombre. Estos puntitos blancos se llaman Milium/Millium/Milia y son quistes epidérmicos compuestos de queratina, una abundante sustancia que se encuentra en la superficial de la piel.

Además, generalmente, estas pequeñas formaciones de grasa aparecen alrededor de los ojos, también en las mejillas, nariz y frente y ello se debe a una obstrucción de los poros por una producción excesiva de sebo

¿Y por qué son blancos? Sencillo, a diferencia de los puntos negros, el punto blanco indica que el poro sigue cerrado por lo que el sebo no se oxida al no entrar en contacto con el aire. También, a diferencia de las espinillas, la obstrucción no se infecta y, por tanto, los puntos blancos no van acompañados de la típica aureola roja, que indica que existe una inflamación del tejido.

Qué causa los puntos blancos

Como en otros casos de acné, la aparición de los puntos blancos se debe a la obstrucción de los poros, ya sea por el sebo, las impurezas del aire o las células muertas de la piel o porque, sencillamente, éste no puede salir a la superficie de la piel.

El hecho de que esté cerrado no implica que no pueda tratarse, al contrario, no tiene nada que ver. Aquí la clave radica en mantener los poros limpios para facilitar que el sebo salga al exterior y evitar que se acumule debajo de la piel.

A diferencia del clásico acné, el milium no duele ni resulta tan visible como por ejemplo, la espinilla. Esto se debe a que, a pesar de ser un foco de infección, no tiene la clásica aureola que siempre acompañan a los puntos negros. Seguramente sea de lo poco bueno, porque por el contrario, son iguales de molestos.

Cómo eliminar los puntos blancos en la piel

Seguramente habrás visto estos puntos blancos en los recién nacidos pero pueden aparecer en la piel de cualquier persona. Los milium tienen además, especial facilidad en aparecer cuando la piel está en proceso de cicatrización y pueden volverse amarillentos con el paso del tiempo.

La causa de su proliferación se debe a que las células de la epidermis se multiplican dentro de la dermis si bien, esto puede deberse a causas genéticas o por procesos de cicatrización locales.

Aunque si bien es cierto que los puntos blancos son permanentes, se han desarrollado diversas técnicas que logran eliminarlas definitivamente, y todas estas técnicas deben ser realizadas por profesionales cualificados y especializados.

Todas empiezan, eso sí, por una limpieza profunda. A partir de aquí las clínicas pueden optar por realizar vapor de ozono para ayudar a abrir los poros y dejar la piel más suave. También podemos optar por realizar otras técnicas como el uso de cremas exfoliantes, peeling de diamante, cristal o químico e incluso el uso de una microaguja.

No todas a la vez pero seguramente algunas de ellas serán necesarias para la extracción de milium.

Tras la extracción, la piel debe cicatrizarse y relajarse utilizando, para ello, un aparato de alta frecuencia. La segunda opción es aplicar al rostro una mascarilla calmante con el fin de reducir la irritación y calmar la región afectada.

Recuerda que esto debe hacerlo un profesional, de lo contrario, podrías lastimar tu piel de forma irreversible.

Previene y elimina los puntos blancos paso a paso desde casa

1.Limpieza diaria

Indispensable realizar una limpieza por la mañana y otra por la noche. Sin duda ésta es la clave para mantener la piel libre de puntos blancos: una piel limpia en la que no quede ni rastro de maquillaje.

La limpieza puedes realizarla con agua micelar 3 en 1, es decir, que limpie, purifique y tonifique la piel. Puedes completar esta acción con una loción anti-contaminación, pero solo en casos donde se viva en zonas donde se deba proteger más profundamente la piel de agresiones externas.

Flexible Cleansing. 3 en 1 Agua Micelar – LA MER

Limpiador, desmaquillador de ojos y loción facial sin perfume
23 €
Comprar ahora

2.Máxima hidratación

Y no solo estamos hablando de beber 2 litros de agua. También resulta indispensable aplicarle hidratación a la piel mediante cremas, sérums y aceites. Especial atención a estos últimos ya que gracias a una textura similar a la del agua, e igual de efectiva que un sérum, las esencias regeneran la piel y a su vez, le proporcionan la hidratación que necesitan mientras la protegen contra las amenazas externas.

Las cremas son un básico tengas la piel que tengas. Evidentemente una piel seca te pedirá a gritos hidratación, pero una grasa también necesita agua ya que, en caso de no recibir la necesaria, producirá más grasa.

Acquamax. Visage Piel Grasa – COVERMARK

Crema ligera libre de aceites con alto poder de rehidratación de las células. Específica para pieles mixtas o grasas.
41 €
Comprar ahora

3.Limpieza en profundidad

Los dos pasos anteriores son los pasos diarios obligatorios pero debemos añadir un tercer paso en el que se haga una limpieza en profundidad que elimine las impurezas depositadas en la superficie de la piel, responsables también de la aparición de los puntos blancos. Esta limpieza en profundidad, dividida en dos partes, puedes hacerla dos veces por semana.

                    a) Exfoliación

Aunque realicemos limpiezas diarias, debemos tener en cuenta que para acabar con absolutamente todas las células muertas de la piel debemos realizarnos una exfoliación, pero ésta debe ser suave ya que si resulta muy abrasiva, puede provocar y desarrollar otro tipo de problemas en la piel.

Exfoliante Scrub Vitamin C+C – ALISSI BRONTË

Exfoliante microgranulado cítrico para la eliminación de células muertas
28.20 €
Comprar ahora

                     b) Mascarilla facial

La exfoliación se completa con la aplicación de una mascarilla facial. Si es de arcilla mucho mejor ya que éstas extraen las impurezas desde el interior de cada poro además de estirar la piel, mejorar la circulación y depurar las capas internas de la piel.

Es el complemento perfecto a la exfoliación. Las mascarillas de arcilla extraen en profundidad las impurezas desde el interior de cada poro. Además, la arcilla cuenta con grandes propiedades para estirar la piel, mejorando la circulación en su superficie, y contribuye a que se depure de dentro hacia afuera dejándola tersa, suave y luminosa.

Arcilla verde – MON DECONATUR

Arcilla verde lista para su uso que contiene reconocidas propiedades para absorber toxinas, purificar y remineralizar la piel. Su uso está indicado exclusivamente en forma de mascarillas y cataplasmas para ello, se aplicará directamente sobre la zona a tratar (corporal o facial), y una vez seca se retirará con agua.
9.45 €
Comprar ahora
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (8 votos, con un total de: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Deja un comentario