Manchas solares en la cara, qué son y por qué aparecen

Empezamos a prepararnos para los largos días de calor y también para convivir con el sol abrasador, la operación bikini ya está en marcha, pero… ¿Sabemos a qué nos exponemos?

¿Qué son las manchas solares?

Las manchas solares en la cara que nos también en otras partes del cuerpo, (especialmente en cuello, escote y manos), son una alteración de la uniformidad del color natural de la dermis en esa zona.

La radiación del sol penetra en la piel y activa los melanocitos que producen melanina (es un pigmento oscuro y que genera el color de nuestra piel, ojos y pelo). Cuando esta melanina se genera en exceso se producen estas irregularidades llamadas manchas solares.

La hiperpigmentación de la piel suele surgir con el envejecimiento natural de la piel (son más comunes a partir de los 40 años) o bien porque hemos acelerado el proceso con una exposición excesiva al sol, dando lugar al foto envejecimiento. También por los factores hormonales, o con el uso de ciertos medicamentos.

Dependiendo del origen de la mancha, tendrá un tratamiento y otro. Las producidas por las hormonas son las más complicadas de eliminar.

¿Por qué aparecen las manchas en la cara?

Existen varias causas por las que nuestra piel puede acabar manchada por culpa del sol:

Por una exposición masiva a los rayos UV: Esto ocurre tanto con la luz natural como en las cabinas de rayos UVA. Este moreno lo asociamos con un estado saludable, pero lo que realmente esta haciendo el cuerpo, es proteger la piel de un abuso de exposición a este tipo de radiación.

  • Por producir más melanina de la habitual: Algunas áreas de la piel tienen mayor poder para broncearse debido a un exceso de melanina, y esto hace que esa zona se presente más oscura. Suelen ocurrir con las partes del cuerpo que más expuestas están al sol.
  • Alergias: El sol puede reaccionar negativamente con la piel y producir alergia, manifestándose en forma de manchas blanquecinas.
  • Quemaduras: Como ya habréis oído, la piel tiene memoria. Cuando se produce una quemadura solar, la piel puede presentar manchas blancas en la piel que con el tiempo, tienden a volverse oscuras ya que en esa zona, la piel está mucho más sensible.
  • Cicatrices: Cuando exponemos una lesión (herida, cicatriz, irritación, acné…) al sol, provoca las llamadas pigmentaciones post inflamatorias. Se trata de una coloración anormal de esa zona que pasará a dar lugar a una mancha más oscura que puede persistir durante años.
  • Hormonales: Existen factores hormonales, producidos por medicamentos como los anticonceptivos o por el mismo embarazo que producen un tipo de manchas difícil de eliminar. 

¿Qué tipo de manchas solares existen?

  • Léntigos: Son las conocidas como manchas típicas del sol. Su tamaño varía y sus bordes suelen ser irregulares y marcados. Su color es marrón y sólo aparecen en las zonas donde el sol ha estado incidiendo durante mucho tiempo, como son la cara, escote, manos, piernas…

Suelen aclararse un poco en invierno, pero no desaparecen. Lo malo de estas manchas es que no pueden tratarse con ningún despigmentante, y sólo podemos utilizar métodos más abrasivos como el nitrógeno líquido o el láser.

  • Melasma: También conocido como cloasma o paño, son manchas grandes, marrones y su perímetro no está definido. Las principales zonas afectadas son el labio superior, la frente, pómulos y mejillas y en ocasiones, los antebrazos. Se presenta sobre todo, en mujeres de raza hispánica o caucásica.

Su causa es genética y hormonal. Estas manchas suelen empeorar con los anticonceptivos, el embarazo u otros tratamientos con hormonas. Pueden ser tratadas con un despigmentante de alta calidad en casa.

La mejor prevención es utilizar un SPF 50 o más durante todo el año.

 

 

  • Melanoma: Este tipo de mancha es posiblemente, el más conocido. Sí, es el temido cáncer de piel. Puede confundirse fácilmente con un lunar, por ello si notas que la mancha crece progresivamente, sus bordes son irregulares o tiene más pigmentación en una zona de la mancha, acude a tu médico de inmediato.

 ¿Cómo saber si mi mancha es maligna?

 Esta pregunta es importante hacérsela para tomar medidas de prevención. Debes vigilar regularmente tu piel y acudir a un dermatólogo cuando:

  • Aparezcan manchas nuevas en zonas donde antes no las tenías.
  • Su tamaño aumenta con el tiempo o varias manchas se funden en una sola.
  • Empiezan a abultar generando un relieve que la mancha no tenía.
  • Cambios de color. Si esa zona se oscurece o aclara o tiene distintos tonos dentro de la misma mancha, revísala.
  • Sangran sin golpearse o te generan picor, escozor o algún síntoma extraño.
  • Si tienes la mínima duda, ves al dermatólog/a, te la resolverá en el momento.

 Cómo se evitan las manchas en la cara y qué tratamientos existen

Tener la piel unificada, joven y sana conlleva realizar unos cuidados determinados. ¿Quieres saber cómo prevenir las manchas? 

  • Limitar la exposición al sol: Evitar las horas claves donde el sol es más dañino (de 12:00 a 16:00 h).
  • No tomar el sol de manera directa: Olvídate eso de ponerte cara al sol en una tumbona porque posiblemente, no te libres de salir con alguna que otra mancha indeseable.
  • Usar barreras físicas: Ponte siempre bajo una sombrilla (ten cuidado con el reflejo de algunas superficies, como el agua, el asfalto, la arena…), utiliza un sombrero, gafas de sol, y a poder ser, alguna blusa que te proteja los brazos y el escote.
  • Siempre con protector solar: Tanto la OCU como la Academia Española de la Dermatología hacen especial hincapié en el uso de protectores solares para una Busca un protector solar que te proteja de todo tipo de rayos y utiliza un SPF 50 u 80. Utilízalo de manera diaria, no sólo cuando vayas a la playa o a la piscina. No te olvides de las manos.
  • Cuídate desde el interior: Haz hincapié en una alimentación sana, incluyendo frutas y verduras que te ayuden a preparar la piel y broncearla sin perjudicarla. Además te ayudará a alargar el bronceado.
  • Medicamentos: Ten en cuenta la prescripción médica antes de ponerte a broncearte en caso de que estés ingiriendo algún medicamento que pueda hacer tu piel fotosensible.
  • Cuidado con los productos con alcohol: Evita la cosmética que contenga alcohol antes de tomar el sol.

¿Cómo se tratan las manchas en la cara?

Eliminar las manchas, puede ser una tarea complicada. Dependiendo de su tipología, optaremos por un método más suave o agresivo.

manchas solares como se eliminan

¿Se pueden eliminar las manchas solares?

Lentigos

Para hacer desaparecer los léntigos, no es suficiente con utilizar un tratamiento cosmético. Necesitas ponerte en manos de profesionales que utilizarán métodos como:

-La crioterapia: En la que a través de nitrógeno líquido, congelan la zona oscurecida. El lentigo se desescama y se cae como una verruga. En ocasiones, el proceso debe realizarse más de una vez.

Láser: Por lo general, el láser utilizado es el “Alejandrita o Q-Switched” o el “Erbio-Yag”. Este procedimiento actúa captando el color de la melanina. En los días posteriores, la piel genera una costra en esa zona que hay que tratar con cicatrizante y tener excesivo cuidado a exponer la lesión al sol nuevamente. Cuando más oscuro sea el lentigo más fácil es de eliminar.

Melasmas

Este tipo de manchas pueden ser tratados fácilmente con despigmentantes, un cosmético que va bajando el nivel de coloración de la piel y reduciendo la intensidad de la mancha hasta hacerla desaparecer.

Los despigmentantes profesionales llevan los siguientes principios activos:

  • Ácido Kójico: Además de ser un despigmentante, este ingrediente es muy conocido en Japón por su poder antiarrugas. Es obtenido a partir de hongos, un subproducto que a través de la fermentación también produce la bebida alcohólica japnesa conocida como “Sake”. Actúa inhibiendo la tirosinasa, una enzima formadora de melanina.
  • L-Arbutina: Se encuentra en la mayoría de los tratamientos antimanchas por su alta efectividad. Se extrae de las hojas de los frutos de la Uva Ursi y la Gayuba. Tiene también un potente efecto antioxidante.
  • Ácido fítico: La cáscaras de cereales, las nueces y algunas legumbres lo contienen de forma natural. Bloquea la absorción de hierro y cobre para que no se produzca más melanina.
  • Ácido ferúlico: Es una molécula que forma parte de la pared celular de las plantas. Su poder antioxidante hace que sea muy bueno para tratar las manchas y las lesiones cutáneas producidas por el sol.
  • Ácido Glicirretico: Se caracteriza por su capacidad calmante y anti-inflamatoria sobre la piel. Se suele incluir en los blanqueadores para evitar la irritación que puede producir el efecto despigmentante y también por ser un bloqueante de la tirosinasa. Se obtiene del regaliz.
  • Ácido Azelaico: Es un activo natural del trigo, el centeno y la cebada. Reduce la melano-génesis y reduce la acción de los melanocitos activos.
  • Ácido cítrico: Está presente en la mayoría de frutas y verduras, pero sobre todo en los cítricos como son el limón, la lima o la naranja. Tiene un efecto antioxidante y despigmenta y previene las manchas.

Leave a Reply