¿Es seguro usar productos para acelerar el bronceado?

Para comenzar a utilizar un acelerador del bronceado, debes tener en cuenta que no tienen ningún poder contra las radiaciones ultravioletas, por lo que siempre debe de acompañarse de una protección solar si no quieres dañar tu piel ya que el riesgo viene cuando nos exponemos al sol con este tipo de producto y no tomamos las medidas adecuadas.

Su objetivo es conseguir un bronceado más intenso y duradero de manera rápida y son fáciles de utilizar tanto para cabinas de rayos UVA como para tomar el sol.

Su componente principal es la tirosinasa aminoácida y sus derivados, que en ocasiones pueden ser peligrosos. Por ello, debes llevar cuidado con el tipo de cosmética que compras y dónde la compras. Opta por una cosmética de calidad que garantice la salud de tu piel.

Hay muchos tipos de formato, tanto en lociones como en pastillas. Estas últimas no están respaldadas por los estudios científicos actuales, ya que están en proceso de investigación, por lo que si utilizas un acelerador, busca uno en formato tópico.

Los efectos secundarios son los siguientes:

  • En pastilla: Diarrea, náuseas, fallo hepático y anemia. Aunque si eres una persona sana la posibilidad de que esto ocurra es muy baja.
  • Vía tópica: Algunas alergias dérmicas.

Trabajan interactuando aumentando la síntesis de melanina para formar un color más oscuro en las células de la epidermis.

Al usar un acelerador del bronceado, es necesario empezar a tomarlo en pastillas un mes antes o a aplicarlo un par de días previos a la exposición solar.

La diferencia de un autobronceador es que necesitan el sol para activar su efecto. No sirven para ponernos morenos de forma inmediata, si no, que son un complemento a la radiación UV, por lo que nuestra piel, no estará del todo a salvo de los daños del sol.


¿Te ha gustado? Déjanos un voto:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Todavía no hay valoraciones)
Cargando…

Comentarios