Diferencias entre cremas anticelulíticas y reductoras

El verano está a la vuelta de la esquina, y nuestras ganas por ponernos a tono aumentan cuando llega  el calorcito, pero claro, nos ponemos el bikini y ¡HORROR!, nuestra silueta está marcada por la piel de naranja o por unos kilillos de más.

Comienzas la operación bikini y buscas una ayuda extra, pero ¿Qué elijo un anticelulítico o un reductor?

La celulitis, es una afección que afecta al 80% de las mujeres, independientemente de su  condición física. Se acumula tejido adiposo en determinadas zonas del cuerpo y suele resultarnos muy antiestético porque da lugar a cavidades perdiendo la normalidad de la piel.

Características de cremas anticelulíticas

¿Celulitis o grasa acumulada? Que diferencias hay

Es importante aclarar estos conceptos, porque muchas veces nos crean confusión.

Existen tres tipos de celulitis:

  • Compacta: Tiene un aspecto granuloso y de consistencia dura al tacto. Puede ser dolorosa cuando nos tocamos la zona. Suele localizarse en las cartucheras y la zona interna de las rodillas. Es más sufrida a edad temprana.
  • Celulitis blanda: Tiene un tejido más esponjoso, móvil y de poca consistencia. Generalmente no causa molestias. Se encuentra en la cara interior del muslo, el glúteo, abdomen, espalda y brazos. Es más común en personas conmediana edad, sedentarias o causada por variaciones de peso.
  • Celulitis edematosa: Su consistencia es más pastosa. Es sufrida por la retención de líquidos. Suele doler y por lo general, las personas que la sufren la tienen en los miembros inferiores. Es habitual sufrirla en la adolescencia y durante el embarazo.

La grasa localizada, sin embargo es otra cosa bien distinta. Es la acumulación que el cuerpo presenta de tejido graso en determinadas zonas del cuerpo que altera el contorno corporal.

Esta grasa localizada puede estar acompañada o no de un sobrepeso y se pueden caracterizar dos tipos distintos:

  • Adiposidad Localizada Primaria: Está ligada al desarrollo hormonal y afecta a la forma de la silueta corporal en región media e interior de la parte de los muslos.
  • Adiposidad Localizada Secundaria: Se presenta sobre todo en la zona de la barriga, costado del torso, papada y brazos. Se asocia por un estilo de vida inadecuado y a la falta de ejercicio.

La diferencia más visible entre los dos tipos de adiposidad es que la secundaria, encuentra una solución llevando una vida sana combinada con una vida activa, mientras que la localizada primaria necesita una ayuda estética.

Como funcionan las cremas anticeluliticas

Los tratamientos anticelulíticos tienen varias funciones, pero la principal y el mayor motivo para usarla es eliminar ese efecto visual que tanto nos molesta. Nuestro deseo es lucir una piel tersa y bonita, sin esas imperfecciones en forma de agujerito.

 ¿Cómo lo consiguen?

  • Impulsando la circulación sanguínea de la piel y la hipodermis.
  • Activando la lipolisis: reduciendo el tamaño y número de los depósitos de grasa.
  • Mediante la desintoxicación cutánea.
  • Reafirmando y alisando la zona a tratar.
  • Drenando para combatir la retención de líquidos.

Como funcionan las cremas reductoras

Las cremas reductoras por el contrario de las cremas anticelulíticas podríamos ubircarlas dentro del grupo de la cosmética adelgazante.


También te puede interesar:


¿Cómo actúan?

Básicamente se encargan de hacer la vida imposible a los adipocitos.

El adipocito es una célula de grasa cuya misión es crecer produciendo grasa en nuestro cuerpo. El reductor tiene como función cortar la vía que alimenta al adipocito, impidiéndole que fabrique un nuevo tejido adiposo.

La fórmula es casi matemática:

Menos tejido adiposo = menos calorías almacenadas difíciles de quemar = menos volumen corporal.

¿Cuándo usar una crema anticelulítica y cuándo una reductora?

Para daros la mejor solución, lo primero que tenemos que hacer es examinar nuestro cuerpo y saber qué nos está pidiendo.

Si tu problema es la celulitis, tendrás que utilizar un tratamiento específico para esta. Puesto que la diferencia es muy clara, la crema reductora no tiene ningún poder para combatir la celulitis.

Sin embargo, si tu piel no presenta ninguna imperfección en forma de “hoyos”, y lo único que quieres es un complemento para disminuir la grasa, elige un anti-reductor.

Existen ciertas zonas que se muestran rebeldes incluso llevando una buena alimentación y una vida activa y con este tipo de cosmética podemos darle el empujoncito final a deshacernos de ella.

Puede combinarse ambos tratamientos. Reductoras con cafeína por la mañana y anticelulíticas sin cafeína por la noche o parches o fajas reductoras o anticelulíticas.

Consejos para eliminar más rápidamente la celulitis

En vuestra pelea para eliminar la celulítis, y ayudaros en la elección del mejor producto, lo mejor que podéis hacer para eliminarla lo más rápido posible en combinación con algún producto o crema es:

  • Drenajes linfáticos para estimular los ganglios que son los que eliminan las toxinas y las grasas.
  • Tratamientos de presoterapia.
  • Envolturas de algas o baños de algas.
  • Beber mucha agua.
  • Andar 1 hora al día mínimo, para drenar todas las toxinas que están llevando las cremas a los ganglios y necesitamos que expulse el cuerpo.
  • Combinar con cremas reductoras. Las cremas reductoras actúan rompiendo los nódulos de grasa, mientras que las anticelulíticas se encargan del drenaje.

También os compartimos algunos consejos que no por básicos son menos importantes para acelerar el adelgazamiento de zonas conflictivas (aunque lo aconsejable es que lo acompañéis de un cosmético anticelulítico)

  •  Consumir fruta y verdura fresca.
  • Reducir el consumo de hidratos de carbono y eliminar las harinas refinadas (pan, pasta y harinas blancas, azúcares y grasas (especialmente de tipo animal)
  • Hacer ejercicio físico.
  • Consumir 1 té verde y 1 té rojo diariamente.
  • Hacer 5 comidas al día para acelerar tu metabolismo.
  • Cena un par de horas antes de acostarte.
  • Pásate a la stevia, un edulcorante natural.
  • Controla las raciones que consumes.
  • Descansa adecuadamente.

 

Esperamos que os hayan quedado claros las diferencias entre una crema u otra a al hora de escogerla. ¡¡Si tienes alguna duda, no te olvides de dejárnosla en los comentarios!!!


¿Te ha gustado? Déjanos un voto:

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, con un total de: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Comentarios