Cremas anticelulíticas, motivos para usarlas y por qué no

¿Qué es la celulitis?

La celulitis, consiste en una enfermedad del metabolismo que se caracteriza por los cambios fisiológicos y metabólicos que se producen en el tejido conjuntivo, (también llamado fibroso) junto con trastornos asociados a la circulación y el hipertrofismo de las células adiposas.

Este problema siempre va asociado a un componente lipídico, vascular  y conectivo. Estos tres elementos son los que forman el tejido celulítico.

¿Por qué las mujeres tenemos celulitis?

Debido a la producción de hormonas femininas, los estrógenos. Cuando los estrógenos afectan a los vasos sanguíneos se vuelven más porosos y déiles. Esto facilita la retención de líquidos y toxinas que provocan que las células grasas se inflamen y pierdan la dimensión adecuada, dando lugar a la piel de naranja.

Formas de combatir la celulitis

Cuidando la alimentación

Parece una obviedad pero la acumulación de toxinas por medio de la alimentación es una de las razones más importantes por las que se ha formado la celulitis en tu piel. Empieza a evitar los azúcares refinados, las grasas saturadas e hidrogenadas y cualquier alimento procesado, así como las harinas refinadas.

También te recomendamos, disminuir la ingesta de sal. De esta manera, no retendrás tanta agua, y por lo tanto, estarás atacando a una causa común de esta afección.

Incluye en tu consumo alimentos con un alto contenido en fibra para desechar toxinas. La vitamina C y E también son grandes aliadas para reducir la celulitis.

El omega 3, gingko biloba y la lectina de soja son suplementos que actúan de manera efectiva contra la piel de naranja. Lo hacen ayudando a la circulación, mejorando el metabolismo y protegiendo a la piel del daño celular.

Hacer ejercicio

Ponte en marcha, ¡tu cuerpo lo necesita!

Elabora una rutina de ejercicios que combinen cardio, entrenamiento con peso y estiramientos. Prueba con actividades distintas como el yoga, ciclismo o la natación, así evitarás aburrirte y tirar la toalla.

Con cualquiera de estos deportes promueves la tonificación muscular y la pérdida de grasa intramuscular. 

Utiliza masajes y cremas anticelulíticas

Combina la elección de un cosmético adecuado y aplica la crema con un masaje. ¿Por qué? Porque mejorarás la circulación de la sangre y ayudarás al sistema linfático en la limpieza de la piel. 


También puede interesarte


¿En qué consiste una crema anticelulítica?

Una crema anticelulítica es un cosmético formulado con compuestos capaces de prevenir y combatir la celulitis. Para que su efecto sea efectivo, su aplicación debe prolongarse en el tiempo.

Una vez que dejamos de usar el producto, la celulitis puede volver a aparecer, no es una solución definitiva. 

Principales compuestos

Los estimulantes. Éstos se encargan de metabolizar las grasas. Reaccionan a las lipasas (enzima que se usa en el organismo con el fin de disgregar las grasas de los alimentos con el fin de su absorción).

Dentro de los estimulantes se puede encontrar ingredientes comunes en los productos anticelulíticos como son la cafeína, el guaraná, el cacao, la teína…

En el otro grupo se encuentran los inhibidores, hacen que las células grasas engorden más de lo que deberían. Su objetivo es evitar que dentro de los adipocitos se acumulen grasas que el cuerpo no necesita.

Un estimulante suele ir acompañado de un inhibidor, puesto que impiden que el ácido graso de la circulación sanguínea vuelva a meterse en los adipocitos. Un ejemplo de inhibidores son los fitoesteroles y el castaño de indias.

  • Ginkgo biloba: Contiene antioxidantes y estimulantes de la circulación en altas cantidades.
  • Fucus vesiculosus: Este alga marina es rica en aminoácidos, vitaminas, minerales y oligoelementos. También posee yodo, el cual tiene un efecto sobre el metabolismo de forma que activa las células y ayuda a eliminar las toxinas.
  • Cafeína: Activadora de la lipólisis y mueve la grasa.
  • Centella asiática (Hidrocotile asiatica):  protege el tejido vascular.
  • Retinol: trabaja estimulando la actividad celular.
  •  Vitamina E: es un poderoso antioxidante, que protege las estructuras celulares.
  • Ruscus aculeatus:  en su raíz se encuentra la ruscogenina,  que aumenta la microcirculación y facilita el drenaje circulatorio y linfático.
  • Hiedra: Tiene poderosas propiedades analgésicas y lipolíticas, favoreciendo el drenaje vascular.
  • Aloe vera: Conocido por su poder cicatrizanti y antiinflamatorio, regenera la piel.
  • Cupalina:  es un extracto de guaraná que contiene cafeína, ayuda a eliminar la grasa.
  • L-carnitina:  Sus propiedades lipolíticas , queman los ácidos grasos.
  • Acido salicílico: Hace de barrera a la entrada de azúcar en el tejido graso.
  • Escina: favorece la lipólisis.
  • Glicerina-aceite de siliconas: protegen la piel hidratándola.
  • Agua termal: Formada por oligoelementos y minerales. Tienen propiedades descongestivas anti-irritantes y calmantes. 

¿Cada cuánto usar mi crema anticelulítica?

La frecuencia de uso dependerá de la marca y el tipo de cosmético. Dependiendo del tiempo y tus necesidades, deberás elegir una crema que se adapte a tu rutina de belleza y el tiempo que inviertes en ella, ya que hay algunas cremas que, por ejemplo, incluyen un cabezal de masaje que aumenta el tiempo de cuidados.

La aplicación consta de una, o dos veces diariamente. El tiempo de efectividad también dependerá de la crema. Por lo general, es un proceso que lleva semanas ya que como comprenderás tu celulitis no puede desaparecer de un día para otro, tienes que ser constante y tener paciencia, merecerá la pena.

Pros y contras de usar cremas anticelulíticas

Beneficios de usarlas 

La respuesta es simple, porque es un remedio eficaz para combatir los signos de acumulaciones de grasa y liquidos que solemos tener especialmente las mujeres….

Elegir un tratamiento de calidad, unida a unos hábitos que mejoran y previenen la formación de la piel de naranja ayudan a solventar este problema tan común.

Las cremas anticelulíticas es uno de los cosméticos corporales más vendidos y usados en el mundo y tiene múltiples ventajas:

  • Mejoran el aspecto de la piel, acabando con la piel de naranja.
  • Puedes aplicarlas en cualquier momento.
  • Ayudan a combatir la retención de líquidos.
  • La piel se vuelve más elástica.
  • Acelera la combustión de grasas y previene futuras acumulaciones.
  • Seguir el tratamiento no requiere ningún esfuerzo.
  • Lucirás un aspecto más saludable
  • Drenan acumulaciones de grasa retenidas.
  • Ayudan con nódulos adipososo difíciles de eliminar.

¿Cuándo no usarlas?

Si lo que quieres es reducir volumen corporal, una crema anticelulítica no te ayudará a conseguirlo. En ese caso, debes elegir una crema reductora y tonificante.

Existen algunas contraindicaciones como cualquier cosmético o medicamento. Por ello, en caso de tener alguna afección o estar embarazada, debes tener muy en cuenta la formulación de los productos. Aquí te expongo los contras más frecuentes:

  • Embarazo: Algunas cremas llevan cafeína, debes evitarlas si estás en proceso de gestación ya que este compuesto pasa directamente a la sangre y puede repercutir en el bebé.
  • Tiroides: Si padeces esta enfermedad, olvida usar cualquier cosmético que lleve fuocus (una clase de alga parda) ya que se han dado efectos adversos en las personas con esta dolencia.
  • Piel sensible: Como cualquier crema, en los anticelulíticos se recomienda hacer un testado previo, sobre todo si sueles presentar alergias que suele presentar alergias.
  • Hipertensión o sensibilidad a la cafeína. Buen aparte de las cremas anticelulíticas la contienen.

Si los resultados que buscas es una reducción de la grasa, las cremas anticelulíticas no son las ideales. Estas producen detoxificacion, drenan el sistema lifatico, etc, pero no queman grasa.

¿Y tú usas alguna crema para reducir la celulítis? Cuéntanoslo en los comentarios o través de redes sociales!!!

Post Relacionados

Leave a Comment